Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Flag
Logo, Leisure Activities, Person
Flag

4 maneras en que los administradores de propiedades pueden ahorrar energía

Outdoors, Garden, Arbour

En una era de preocupaciones ecológicas aceleradas debido a la huella de carbono y al cambio climático, el impacto ambiental de los edificios es un asunto importante. Tanto si los administradores de la propiedad están construyendo un nuevo edificio como si están actualizando uno ya existente, una investigación y planificación cuidadosas pueden ayudarles a maximizar el retorno de la inversión (ROI), la eficiencia energética, la durabilidad del edificio, la seguridad y el confort y a minimizar los efectos medioambientales.

Aquí van cuatro consejos para ayudar a guiar a los administradores de la propiedad y los constructores a través de algunas decisiones fundamentales. Incorporarlas en la construcción o mejora de una estructura tendría un impacto no sólo en sus edificios, sino también en el futuro de nuestro planeta.

Considerar la ubicación del edificio

Cuando se planifica un diseño de eficiencia energética, la ubicación del edificio es una de las consideraciones más significativas. Incluso con mejoras como puertas y ventanas, el retorno de la inversión depende no sólo del consumo de energía del edificio, sino también de los precios de la energía en el área donde se encuentra el edificio. La ubicación también determina la proximidad y el acceso del edificio, así como las tecnologías de energía renovable, el diseño de edificios solares pasivos o la bomba de calor geotérmica.

Tomemos un caso de estudio de 2019 de una mejora de la eficiencia energética en un edificio de oficinas de dos pisos de finales de los años 60 en Vancouver, Canadá: Las cifras mostraron que la mejora del aislamiento y la estanqueidad redujo el consumo de energía del edificio en un 45 por ciento anual con un retorno de la inversión de 7,7 años. Los investigadores también encontraron que la instalación de paneles fotovoltaicos podría resultar en un edificio de consumo de energía casi nulo con un retorno de la inversión de 11,6 años.

Sin embargo, la actualización del mismo edificio en Montreal, Canadá, casi duplicaría el retorno de la inversión: 14,9 años para el aislamiento y la estanqueidad y 22,6 años para las mejoras solares. Además, la reducción del consumo de energía sería menor, un 39% anual.

Aprovechar el software de modelización energética

Cuando se comparan con los edificios tradicionales, los costes de construcción de los edificios de bajo consumo de energía no suelen ser mucho más altos e incluso pueden ser los mismos. Para los administradores de propiedades, la manera más conveniente de aprovechar al máximo su inversión en un edificio podría ser el uso de software de modelado de energía. Introduciendo los detalles del edificio existente o nuevo, como el tamaño, la ubicación, el clima, los materiales de construcción y los sistemas, el software puede predecir el uso de la energía del edificio. Cambiar las variables ayuda a los administradores de los edificios a crear un diseño que maximiza el retorno de la inversión y la eficiencia energética sin salirse del presupuesto.

En los últimos años, los desarrolladores de software de todo el mundo han creado una serie de programas como estos para ayudar a los administradores de los edificios a tomar decisiones más informadas sobre su uso de la energía. El Departamento de Energía de los Estados Unidos tiene dos paquetes disponibles: EnergyPlus y OpenStudio.

Minimizar los materiales de uso intensivo de energía

Los materiales de alta energía como el cemento, el vidrio, el ladrillo y el acero se utilizan típicamente en la construcción de edificios. Sin embargo, es posible reducir el impacto ambiental de cualquier estructura utilizando materiales alternativos de baja energía como la piedra, bloques de suelo de cemento (también conocidos como tierra apisonada), bloques de hormigón huecos, bloques de barro curados con vapor y ladrillos de arcilla quemada.

Además, aprovechar las paredes ligeras y flexibles de las últimas tecnologías de construcción también puede ayudar a los administradores de propiedades y a los constructores a reducir drásticamente la factura energética. Especialmente en aquellas ocasiones en las que la diferencia entre las temperaturas que deben ser separadas por el interior y el exterior es pronunciada, las paredes como estas pueden aumentar la eficiencia energética a través de la separación térmica.

Haciendo hincapié en la entrada

Los sistemas de entrada ineficientes pueden forzar el uso de la energía de cualquier edificio. Un nuevo tipo de puertas de alta tecnología con certificación EPD reduciría significativamente la factura energética de todos los edificios. Estas tecnologías no sólo reducen las emisiones de CO2, sino que a menudo son más rentables y duran más tiempo.

Los administradores de edificios también podrían beneficiarse de la instalación de una cortina de aire, especialmente en lugar de un vestíbulo. Esto minimiza la infiltración de aire, aumenta la seguridad en situaciones de emergencia, mantiene a raya a los insectos voladores y ahorra espacio. Un estudio también descubrió que un edificio de tamaño medio con una cortina de aire tenía un uso anual de energía significativamente menor que aquellos que no la tenían.

El resultado final

Cuando se trata de edificios energéticamente eficientes, definitivamente no hay un método único para arreglar todas las soluciones energéticas del edificio. Dicho esto, la determinación del posible retorno de la inversión con una variedad de tecnologías y materiales, en el contexto de la ubicación del edificio, puede ayudar a los administradores a encontrar los mejores sistemas para sus necesidades.

Artículos relacionados

Descubre cómo gracias al desarrollo de las tecnologías digitales los juegos virtuales han ayudado a mejorar y resolver problemas en....