Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Flag
Logo, Leisure Activities, Person
Flag

5 impresionantes edificios de bajo o cero consumo energético

Edificios de bajo consumo energético

El entorno edificado contribuye cada año a casi la mitad de las emisiones mundiales de CO2. La mayor parte de este impacto ambiental corresponde al funcionamiento diario y a las necesidades energéticas de nuestros edificios, como viviendas, oficinas, escuelas u hospitales: El funcionamiento de los edificios, incluido su consumo de energía, representa aproximadamente el 27% de las emisiones anuales de CO2 del mundo.

Por lo tanto, los edificios de bajo o cero consumo energético, estructuras de alta eficiencia energética que minimizan o eliminan su dependencia de los combustibles fósiles para la energía de funcionamiento, son esenciales para un futuro sostenible. Ofrecen numerosas ventajas medioambientales, como la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la mejora de la calidad del aire y la reducción de la dependencia de los combustibles fósiles. Estos beneficios se traducen en ventajas económicas, como menores costes energéticos, aumento del valor de la propiedad y creación de empleo.

Además, los edificios de bajo o nulo consumo energético contribuyen al bienestar social al mejorar la salud de sus ocupantes, aumentar la habitabilidad de las comunidades y reforzar su resistencia al cambio climático. Los avances tecnológicos en eficiencia energética, energías renovables y tecnologías de construcción inteligente están haciendo que los edificios de bajo o nulo consumo energético sean más viables y atractivos, allanando el camino para un futuro en el que edificios como los cinco ejemplos notables siguientes se conviertan en la norma.

1. El Googleplex de Mountain View (California, EE.UU.)

Este campus de 1,2 millones de metros cuadrados alberga la sede de Google. Diseñado para ser uno de los edificios de oficinas más sostenibles del mundo, el campus es una prueba de que el bajo consumo de energía no es sólo un concepto viable para proyectos arquitectónicos de menor escala.

El Googleplex presenta una serie de características de ahorro energético, como una ventilación natural y un sistema de paneles solares.

2. Council House 2 en Melbourne (Australia)

Este edificio de oficinas de seis plantas es de energía neta cero, lo que significa que produce tanta energía como consume.

El edificio presenta una serie de características de ahorro energético, como un recubrimiento de alto rendimiento, ventilación natural y un sistema de recogida de agua de lluvia. La arquitectura de la Casa del Consejo 2 también destaca por el uso de la madera, que es un material renovable y sostenible.

3. El Proyecto Edén en Cornualles (Reino Unido)

El Proyecto Edén, un centro ecológico compuesto por un complejo de biomas, fue diseñado en los años 90 como proyecto pionero de bajo consumo energético por Grimshaw Architects.

Los biomas, que muestran la diversidad de la vida vegetal en la Tierra, están hechos de acero y plástico. Son energéticamente eficientes y sostenibles, y también hacen uso de materiales naturales, como la madera y la piedra.

4. El SDE4 de la Universidad Nacional de Singapur

En Singapur, uno de los países pioneros en innovación sostenible, la NUS School of Design and Environment 4 (SDE4), un edificio de investigación de cuatro plantas, fue creado por Multiply Architects para ser un escaparate del diseño con conciencia ecológica.

El SDE4 de la Universidad Nacional de Singapur es de energía neta cero y presenta una serie de características innovadoras de ahorro energético, como una fachada de doble piel que ayuda a regular la temperatura del edificio. La arquitectura del edificio incorpora elementos de diseño biofílico, que ayudan a refrigerar el edificio y proporcionan un hábitat natural para la vida salvaje.

5. Ópera de Guangzhou (China)

Con forma de dos guijarros flotando en un lago, la Ópera de Guangzhou es un impresionante ejemplo de arquitectura sostenible que es también una de las principales atracciones culturales de Guangzhou (China).

Creado por Zaha Hadid Architects, este teatro de la ópera utiliza luz y ventilación naturales, energía solar, conservación del agua, materiales sostenibles y sistemas de eficiencia energética para reducir su impacto ambiental. Su forma única y los materiales elegidos, como la piel translúcida y los paneles solares, contribuyen a su sostenibilidad general, manteniendo al mismo tiempo su atractivo estético.

Artículos relacionados

La Industria 4.0, una combinación de operaciones físicas y producción con tecnología digital, se utiliza para ayudar a alcanzar los....