Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Flag
Logo, Leisure Activities, Person
Flag

6 lecciones de sostenibilidad de la ciudad más feliz del mundo

la ciudad mas feliz

«El papel de la ciudad es hacer la vida de la gente lo más fácil y agradable posible», dijo el ex alcalde de Helsinki, Jan Vapaavuori.

Para muchos de los 1,3 millones de habitantes del área metropolitana de Helsinki, la vida cotidiana se desarrolla como una sinfonía de belleza nórdica y gracia urbana. En esta ciudad, la serenidad se funde con la sofisticación, mientras vastos parques verdes abrazan el zumbido de las bulliciosas calles. A pesar de sus largos y oscuros inviernos, la capital finlandesa, Helsinki, ha sido calificada sistemáticamente como la ciudad más feliz del mundo.

Cada vez hay más pruebas de que existe un importante vínculo entre felicidad y sostenibilidad. Resulta que Helsinki no sólo destaca en felicidad, sino que también encabeza otras listas: Apodada a menudo la «Capital Mundial del Diseño», Helsinki es conocida por su compromiso con la sostenibilidad. Y es la octava ciudad más inteligente del mundo, según el Índice IMD de Ciudades Inteligentes 2023 [pág. 89].

Dado que la reputación de Helsinki por su diseño urbanístico y sostenible sigue creciendo, a continuación te exponemos algunas de las lecciones más valiosas de sostenibilidad extraídas de ella.

Infraestructura urbana y energía ecológicas

La sostenibilidad está realmente integrada en el tejido de todo el desarrollo urbano de Helsinki, y esto es especialmente cierto en el caso de las infraestructuras, la construcción y las políticas energéticas.

Helsinki está realizando una transición activa hacia fuentes de energía renovables. La ciudad está invirtiendo en energía eólica, geotérmica y sistemas de calefacción urbana que utilizan fuentes de calor renovables o residuales para pasar las duras noches de invierno.

Además, Helsinki cuenta con un sólido sistema de gestión de residuos, centrado en el reciclaje y los procesos de conversión de residuos en energía. También han introducido la clasificación de residuos en origen, lo que facilita el reciclaje a los residentes.

Helsinki fomenta las prácticas de construcción ecológica, que reducen el consumo de energía y el impacto ambiental.

Transporte público integral

Helsinki ha desarrollado un amplio y eficiente sistema de transporte público, que incluye autobuses, metro, cercanías y los emblemáticos tranvías, en funcionamiento desde 1891.

Esto anima a los residentes a utilizar el transporte público en lugar del coche privado, reduciendo la congestión y las emisiones. Invertir en un transporte público accesible, fiable y bien conectado reduce el tráfico y mejora la calidad del aire para los habitantes de Helsinki.

Una ciudad peatonal y apta para bicicletas

Helsinki da prioridad a una planificación urbana que fomente los desplazamientos a pie y en bicicleta. La ciudad cuenta con una amplia red de carriles bici y calles peatonales. Esta lección subraya la importancia de crear un entorno construido que fomente el transporte activo, reduciendo la necesidad de desplazarse en coche.

El diseño peatonal y ciclable de Helsinki conduce a estilos de vida más activos, lo que sin duda favorece la salud pública y la felicidad.

Espacios verdes y parques

Helsinki cuenta con numerosos espacios verdes y parques, incluidas amplias zonas de bosques protegidos dentro de los límites de la ciudad. Estas zonas, que representan más del 40% de la ciudad, ofrecen oportunidades recreativas, mejoran la calidad del aire y aumentan la calidad de vida general en la ciudad más feliz del mundo.

Además, los habitantes de Helsinki tienen fácil acceso en transporte público a las zonas verdes cercanas, incluidos los bosques y las islas colindantes, lo que permite realizar actividades al aire libre y conectar con la naturaleza. Esto ayuda a desarrollar un sentimiento de conciencia, aprecio y responsabilidad medioambiental en todos sus habitantes.

Educación y concienciación públicas

Helsinki involucra a los residentes en los procesos de planificación y toma de decisiones en materia de sostenibilidad. Utilizan métodos participativos para implicar a los ciudadanos en la configuración del futuro de la ciudad. La lección es que implicar a la comunidad y a las partes interesadas en las iniciativas de sostenibilidad puede conducir a soluciones más eficaces y ampliamente aceptadas.

Helsinki educa a sus residentes en materia de sostenibilidad a través de diversos programas e iniciativas. Esto fomenta aún más la cultura de la responsabilidad medioambiental de todos los ciudadanos.

Colaboración pública y privada para la innovación

Partiendo de la profunda conexión y aprecio por la naturaleza, la ciudad de Helsinki colabora con empresas, instituciones de investigación y otras ciudades para fomentar la innovación y las soluciones sostenibles.

Este enfoque colaborativo es fundamental para avanzar en los objetivos medioambientales y de sostenibilidad de la ciudad.

Artículos relacionados

La Inteligencia Artificial proyecta una sombra mucho mayor que cualquier otra innovación potencialmente disruptiva en este primer cuarto del siglo....