Categorías: Urbanismo

Cómo los «tejados verdes» están conquistando el mundo

tejados verdes

En 2050, casi el 70% de la creciente población mundial vivirá en ciudades. Además de los retos del cambio climático, una expansión urbana exponencial podría acelerar problemas como la contaminación o la vulnerabilidad a los fenómenos meteorológicos extremos. Sin embargo, ¿vivir en un centro urbano denso tiene que significar una desconexión de la naturaleza? Según muchos estudiosos del urbanismo, el diseño urbano biofílico para la sostenibilidad y el bienestar de las ciudades, es el camino intermedio.

Los elementos naturales y biofílicos deben ser el centro de todo lo que diseñemos y construyamos, desde escuelas y hospitales hasta barrios y manzanas, pasando por sistemas de calles y un diseño y planificación más amplios a escala urbana y regional

Dr. Timothy Beatley, investigador de ciudades sostenibles.

Aunque hay innumerables oportunidades de incorporar los principios biofílicos al diseño urbano para lograr una mayor calidad de vida en las ciudades, hay una victoria fácil: Los tejados verdes.

¿Qué es un tejado verde?

En pocas palabras, un tejado verde es aquel que fomenta el crecimiento de la vegetación a través de varias capas. Éstas pueden incluir una capa protectora, una lámina de drenaje-almacenamiento, una capa de tejido filtrante, un sustrato y una capa final de vegetación.

Sin embargo, aunque se están convirtiendo en un elemento arquitectónico cada vez más omnipresente en muchas ciudades, los tejados verdes no son un fenómeno moderno. Los legendarios Jardines Colgantes de Babilonia, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, fueron el primer tejado verde conocido.

Cuando las tecnologías modernas abarataron los tejados verdes y los hicieron más eficientes, empezaron a aparecer en Alemania en la década de 1960. Desde entonces, han sido aclamados como una respuesta urbana inteligente al cambio climático y se han extendido por todo el mundo.

¿Son sostenibles los tejados cubiertos de plantas?

El apetito por una vida urbana más sostenible se está acelerando. En 2025, el mercado mundial de tejados verdes superará los 21.000 millones de dólares. Los investigadores del mercado atribuyen este fuerte crecimiento a la gran cantidad de beneficios que ofrecen tanto a los residentes de los edificios como a las comunidades circundantes.

Dado que el cambio climático podría alterar los patrones meteorológicos en todas partes, los tejados verdes pueden proteger los edificios de las lluvias torrenciales o el calor extremo. También reducen las facturas de energía y los niveles de ruido, y pueden almacenar el agua de lluvia para su uso diario.

Además, los tejados verdes reducen el efecto invernadero y la contaminación del aire en las ciudades. Favorecen un hábitat natural de pájaros, abejas, mariposas e insectos para impulsar la biodiversidad urbana.

Hay pruebas abrumadoras de que el acceso a los espacios verdes proporciona resultados inestimables para la salud física y mental.

Dada la sencillez y el ingenio de las cubiertas verdes frente a los retos urbanos globales, esta sencilla solución está llamada a seguir floreciendo en todas las ciudades.

Vicky Grossenbraeucker

Vicky Grossenbraeucker

Vicky es especialista de marca en dormakaba. Su misión es dar vida a la estrategia de marca, desde el interior hasta el exterior. Gestiona una red internacional de embajadores de marca internos.