Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Flag
Logo, Leisure Activities, Person
Flag

Los 6 edificios ecológicos más emblemáticos de 6 continentes

6 Most Iconic Green Buildings From 6 Continents

Nuestro planeta sufre bajo el peso de prácticas de construcción insostenibles. Los edificios consumen la friolera del 40% de la energía mundial y son responsables de casi un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La crisis climática exige un cambio monumental, y los edificios ecológicos ofrecen una poderosa solución. Al minimizar su huella ambiental, reducen el consumo de energía, conservan recursos preciosos e incluso mejoran la calidad del aire en las zonas urbanas. Todos salimos ganando: no sólo el planeta, sino también nuestra salud y nuestro bienestar.

Los ‘edificios verdes’ se están convirtiendo rápidamente en iconos arquitectónicos que se recortan sobre los horizontes de todo el mundo. En 2022, el sector de los edificios ecológicos representaba unos 474.000 millones de dólares en todo el mundo. Para 2032, se espera que alcance casi los 1.170 billones de dólares, acelerando a un ritmo del 10% anual.

Estos seis edificios, situados en seis continentes distintos, no son meras estructuras de acero, cristal u hormigón, sino testimonios del avance del ingenio arquitectónico, superando los límites del diseño y la sostenibilidad medioambiental.

Europa: CopenHill, Copenhague, Dinamarca

Esta central eléctrica que convierte residuos en energía, obra del estudio danés BIG, no sólo es funcional, sino también un paraíso recreativo. Su tejado inclinado, cubierto de pistas de esquí artificiales y rutas de senderismo, transforma una instalación contaminante en un vibrante espacio público. La planta quema residuos para generar energía limpia, mientras que su innovador diseño minimiza las emisiones y se integra perfectamente en el paisaje circundante. CopenHill es un rotundo símbolo de sostenibilidad y transformación urbana.

Asia: Gardens by the Bay, Singapur

Esta maravilla futurista no es sólo un jardín botánico, sino un testimonio del desarrollo urbano sostenible en Singapur y en todo el mundo. Sus altísimos superárboles, revestidos de vegetación, no son sólo maravillas estéticas, también albergan jardines verticales y producen energía solar. En sus invernaderos refrigerados habitan diversas especies vegetales de todo el mundo, mientras que la recogida de agua de lluvia y los sistemas de eficiencia energética minimizan aún más su impacto ambiental.

África: Universidad Agostinho Neto, Luanda (Angola)

Este ambicioso proyecto de Perkins+Will dio lugar a un campus universitario diseñado sobre sólidos principios de sostenibilidad. Las instalaciones de esta universidad angoleña incorporan ventilación natural, técnicas de refrigeración pasiva y recogida de agua de lluvia, lo cual reduce su dependencia de recursos externos. El campus también cuenta con espacios verdes y senderos peatonales, que fomentan las interacciones en una vibrante comunidad académica.

Norteamérica: Bullitt Center, Seattle, EE.UU.

Este edificio de oficinas de seis plantas de Seattle, nombrado «el edificio comercial más ecológico del mundo» por ArchDaily, es un testimonio vivo de autosuficiencia. Consigue un consumo energético cero gracias a paneles solares en el tejado, la recogida de aguas pluviales y un sistema de tratamiento de aguas grises. La calefacción radiante, la ventilación natural y los inodoros de compostaje minimizan aún más su impacto ambiental. El Centro Bullitt cuenta con la prestigiosa certificación Living Building Challenge, considerada una de las normas de construcción ecológica más rigurosas del mundo.

América del Sur: Museo del Mañana, Río de Janeiro, Brasil

Este museo futurista de la bahía de Guanabara, obra del arquitecto español Santiago Calatrava, encarna el optimismo por el futuro con su diseño bioclimático. Sus espinas solares dan sombra al edificio, capturando energía y dirigiendo la luz natural. El agua de lluvia se recoge y se trata para su reutilización, y la ondulante fachada está cubierta de vegetación, creando un microclima que reduce el consumo de energía. El Museo del Mañana de Brasil es ya un símbolo de sostenibilidad y conciencia medioambiental en Latinoamérica.

Australia: One Central Park, Sídney, Australia

Este galardonado rascacielos de Sídney destaca por su impresionante muro ajardinado vertical, que cubre más del 50% de su fachada. Su exuberante vegetación no sólo embellece el paisaje urbano, sino que también aísla, reduce el consumo de energía y mejora la calidad del aire. Los balcones en voladizo protegen a los residentes del sol, mientras que los paneles solares de la azotea y la recogida de agua de lluvia contribuyen a sus características sostenibles.

Artículos relacionados

Casas en el desierto que muestran la arquitectura diseñada con ingenio en regiones áridas. ....