Categorías: Tecnología

Acceso sin fricción

Person, Human, Corridor

La seguridad y el control de acceso han recorrido un largo camino desde los palos de madera utilizados como llaves en el Antiguo Egipto y Babilonia hace unos 6.000 años. Los sistemas modernos de control de acceso ya no son sólo llaves y cerraduras, sino sofisticados ecosistemas con componentes de alta tecnología que interactúan entre sí. Desde el acceso móvil hasta el reconocimiento facial, muchas soluciones de acceso innovadoras que no se parecen en nada a un palo de madera añaden valor a millones de vidas, en términos de comodidad y seguridad.

Una llave digital que se lleva en el teléfono móvil en lugar de una llave analógica o una tarjeta física es más cómoda, flexible y segura. También puede mejorar la privacidad y reducir los costes de administración y mantenimiento de las instalaciones.

Una novedosa metodología llamada acceso sin fricción ha sido recientemente elogiada como un cambio total de juego para llevar la comodidad y la seguridad al siguiente nivel. El acceso sin fricción, compuesto por conjuntos de métodos de acceso sin contacto, probablemente seguirá siendo una tendencia en el futuro a corto plazo.

¿Qué es exactamente el acceso sin fricción?

Como las oficinas, los hogares y otros lugares de trabajo tienen necesidades de seguridad cada vez más complejas, la demanda de productos de seguridad va en aumento. Sin embargo, la ausencia de tecnologías de acceso adecuadas podría obstaculizar el movimiento y la vida cotidiana de las personas.

Un ecosistema de acceso adecuadamente diseñado debe permitir a las personas seguir con su vida cotidiana libremente, a la vez que les proporciona tranquilidad y sensación de seguridad. El acceso sin fricción es un método que permite el acceso a una zona sin interferir en la experiencia del usuario. En otras palabras, el acceso sin fricción permite a una persona entrar en una habitación o edificio que de otro modo estaría cerrado, con las manos en los bolsillos. Especialmente en entornos concurridos o congestionados, como oficinas, hospitales o fábricas, el acceso sin fricción puede ahorrar tiempo, optimizar el flujo de personas y mejorar significativamente la seguridad.

Además, como el acceso sin fricción es un método innovador para tener las manos libres, promueve la higiene y la salud pública. Cuando la preocupación por ambos llegó a su punto álgido debido al brote de COVID-19, el acceso sin contacto nunca tuvo mayor eco entre millones de personas.

¿Cómo funciona el acceso sin fricción?

No hay una única forma de facilitar el acceso sin fricción, ya que se trata de una metodología que permite el acceso sin manos con una interferencia mínima con los usuarios. De ahí que soluciones de acceso como el reconocimiento facial, las entradas habilitadas con Bluetooth, los teléfonos móviles o las apps puedan entrar en el paraguas del acceso sin fricción.

Sin embargo, después de que Apple presentara su iPhone 11, un modelo compatible con una innovación conocida como tecnología de banda ultra ancha (UWB), seguido poco después por Samsung y su Galaxy Note20, la UWB pasó a la vanguardia del acceso sin fricción.

Al igual que las tecnologías Bluetooth o WiFi, la tecnología UWB suele conectar una llave digital -como un smartphone o un reloj- y un lector electrónico en la puerta. Sin embargo, a diferencia de Bluetooth o WiFi, la tecnología UWB no sólo comunica datos para autorizar al usuario, sino que simultáneamente mide la distancia entre la credencial y el lector con una precisión centimétrica. Una vez emparejado con el lector, sólo una distancia definida concede el acceso al usuario.

No hay posibilidad de comprometer el sistema mediante un ataque de retransmisión, es decir, fingiendo la proximidad física mediante la amplificación de la señal de la llave inalámbrica. Por tanto, es probable que la UWB aumente drásticamente el uso del acceso sin fricción y la seguridad en un futuro próximo.

¿Qué cambia el acceso sin fricción en el control de acceso?

Según Thomas Herling, SVP y Global Business Owner de Electronic Access & Data en dormakaba, el acceso sin fricción puede revolucionar el control de acceso, eliminando la necesidad de llevar o pasar tarjetas o llaves y mejorando al mismo tiempo la seguridad.

Una llave digital que se lleva en el teléfono móvil en lugar de una llave analógica o una tarjeta física es más cómoda, flexible y segura. También puede mejorar la privacidad y reducir los costes de administración y mantenimiento de las instalaciones.

“En la vida moderna, la mayoría de las personas están enganchadas a sus móviles. Es el objeto personal más importante”, afirma. “La gente puede perder llaves o tarjetas, pero es mucho menos probable que pierda o extravíe sus móviles o smartwatches. Esto también hace que sea casi imposible acceder a las credenciales del móvil de alguien o a la llave digital”, añade.

Esta revolución ya comenzó en la industria del automóvil, que suele ser progresista a la hora de adoptar la innovación en el acceso. “Creo que ya en unos años, esto se extenderá a los hogares y las oficinas y cambiará el acceso tal y como lo conocemos hoy”, añade Thomas Herling.

Tras miles de años de dependencia de las llaves, cerrar las puertas es un importante ritual que simboliza la seguridad para millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, la seguridad y la comodidad añadidas que aporta el acceso sin fricción están a punto de iniciar una nueva era para el acceso.

Equipo Editorial de dormakaba

Equipo Editorial de dormakaba

dormakaba es una de las tres primeras empresas de soluciones de control de acceso y seguridad en el mercado mundial.