Categorías: Tecnología

Cómo los fabricantes pueden dominar la digitalización

construccion

Los fabricantes de productos de construcción se esfuerzan por optimizar sus procesos internos para ser más competitivos, innovadores y eficaces. No es ningún secreto que abrazar la digitalización es la forma más fácil de lograr este objetivo. Sin embargo, ¿cómo se optimiza el proceso de optimización?

Hoy en día, la palabra «digital» tiene un significado que va mucho más allá del hardware y el software informático. Aunque la transformación digital comenzó principalmente en sectores como el del entretenimiento y las comunicaciones, no hay un solo sector que no se haya visto afectado por la revolución digital.

Desde la extracción de petróleo hasta la sanidad, todas las empresas deben contar con una sólida infraestructura digital para ser globales y tener éxito. La construcción, que sigue siendo uno de los sectores menos digitalizados del mundo, no es una excepción.

Cómo el software se está «comiendo» a las empresas

En un ensayo publicado en 2011 por el Wall Street Journal titulado «Por qué el software se está comiendo al mundo», el empresario estadounidense Marc Andreessen sostenía que, a estas alturas, todas las empresas tienen que ser empresas tecnológicas.

«Cada vez son más las grandes empresas y sectores que funcionan con software y se prestan como servicios en línea, desde el cine hasta agricultura o defensa nacional», escribió. «Las empresas de todos los sectores tienen que asumir que se avecina una revolución del software. Esto incluye también a empresas basadas en software… En algunas industrias como el petróleo y el gas, la revolución del software es principalmente una oportunidad para los propietarios.» Las observaciones del Sr. Andreessen coinciden con la construcción: Las ideas y servicios digitales como el BIM, los drones y el escaner láser ya forman parte de una obra moderna. La aplicación de otras tecnologías como la inteligencia artificial, la realidad aumentada o el Internet de las cosas también están en auge. Estas tecnologías están cambiando todas las fases de la construcción, y es un proceso irreversible.

Las nuevas oportunidades de negocio también traen consigo nuevas amenazas

Los nuevos modelos y tecnologías digitales ofrecen soluciones y oportunidades únicas a las empresas. Aprovechándolas, las empresas de construcción pueden ser más eficientes, rentables y ecológicas que nunca. Sin embargo, sin el tratamiento y las estrategias adecuadas, las transformaciones digitales pueden plantear nuevos riesgos y amenazas.

Por ejemplo, Nokia: Fabricando los teléfonos móviles más vendidos del mundo a principios de este siglo, Nokia dominaba el mundo desde una pequeña ciudad homónima de Finlandia. Sin embargo, una vez que el gigante tecnológico ignoró las tecnologías de pantalla táctil, las cosas se torcieron rápidamente.

En respuesta a estos indicios, las empresas pueden llegar a conclusiones entusiastas en las reuniones del consejo de administración. «Debemos ser más digitales», podrían concluir, o «nuestros productos deben ser más inteligentes».

¿Cómo deben los fabricantes optimizar sus modelos de negocio?

En la construcción, puede resultar tentador «digitalizar» un producto añadiendo una nueva función o abriendo un nuevo canal de comercialización. Sin embargo, los añadidos y trucos en los productos suelen complicarlos y dificultar su uso, en lugar de añadirles valor.

En el caso de Nokia, el hueco de mercado de las pantallas táctiles que la empresa finlandesa no supo ver fue rápidamente cubierto por competidores como Apple y Samsung. Si avanzamos hasta 2020, las pantallas táctiles son tan omnipresentes que resulta difícil imaginar un mundo sin ellas.

En el sector de la construcción, los responsables de la transformación digital deben conocer a fondo su sector, analizar cómo trabajan las personas y cómo podrían cambiar los procesos en el futuro. Las innovaciones pueden surgir de este conocimiento. Estas pueden incluir una nueva forma de dirigirse a nuevos grupos de usuarios, generar demanda y crear nuevos productos, nuevos socios y mercados. En resumen, la transformación digital en la construcción, al igual que en otros sectores, debe ser «proactiva», en lugar de un proceso reactivo plagado de complicados añadidos.

Un cambio holístico en la planificación empresarial de la construcción

El resultado de una transformación digital exitosa no es un solo producto inteligente o una adaptación fructífera de un nuevo programa de software. Es un cambio holístico en todo el ecosistema de una empresa que tendrá un impacto positivo en diferentes fases de la construcción como la planificación, el marketing, las ventas y las operaciones.

En la construcción, la planificación digital suele tener lugar en el lado del cliente para los fabricantes. Algunos podrían considerarlo como un «añadido» a los productos que tienen que estar presentes. Sin embargo, estas tendencias están cambiando lentamente. Los productos pasan cada vez más a un segundo plano y el papel de los servicios y los nuevos modelos de negocio son cada vez más cruciales. Lo digital cambiará de enfoques únicos, centrados en el producto, a sistemas y soluciones que incluyen varios productos y disciplinas.

Si las herramientas digitales como el BIM facilitan una experiencia fluida tanto para las empresas como para los clientes, es poco probable que quieran algo menos. Una vez que las estructuras digitales básicas de las empresas de construcción estén en marcha, les ayudará a construir mejor, más rápido, más barato y ecológico. A diferencia de un cepillo de dientes de uso corriente, de esto se trata la transformación digital en la construcción.

Dr. Kai Oberste-Ufer

Dr. Kai Oberste-Ufer

Kai es un ingeniero civil con un fuerte enfoque en TI y ocupa el cargo de Gerente Senior de Planificación Digital en dormakaba digital. Con su trabajo, quiere responder a la pregunta: "¿Cómo planificamos, construimos y operamos los edificios en el futuro y cómo podemos apoyar mejor este proceso digitalmente?".