Categorías: Seguridad

¿Cómo evitar los métodos más comunes de manipulación de cilindros?

manipulación de cilindros

Respondiendo al instinto de protección, nuestros antepasados siempre buscaron formas de asegurar sus pertenencias. Los arqueólogos creen que fueron los antiguos egipcios los que pasaron de hacer simples nudos con cuerda u otros materiales a la primera cerradura hace unos 4.000 años. Se trataba de una cerradura con cerrojo hecha completamente de madera, un primer intento para evitar la manipulación de los futuros cilindros.

Desde que existen los cilindros, también han existido intrusos que intentan entrar en un lugar manipulándolos. Aunque los cilindros modernos han evolucionado para ser mucho más resistentes, todavía es posible manipularlos para conseguir un acceso no autorizado. Métodos como el ganzuado, el bumping, el taladrado, el snapping y la duplicación no autorizada de llaves son los métodos más comunes de manipulación de cilindros. Sin embargo, los cilindros más seguros estarán protegidos contra estas formas de ataque.

A continuación, te presentamos un resumen de los métodos más comunes de manipulación de cilindros, así como las formas de prevenirlos.

Ganzuado

Esta práctica de imitar los componentes de una llave sin tenerla es uno de los métodos más populares de manipulación de cilindros. La mayoría de cilindros se manejan con una llave dentada, en la que los dientes de la llave se alinean con los pasadores del interior del cilindro para abrirlo.

Si un cilindro tiene menos pitones, puede ser más fácil de forzar. Esto se debe a que hay que manipular menos componentes para poder entrar. Para evitar este tipo de manipulación de cilindros, deben fabricarse con un mayor número de pitones. También se pueden utilizar cilindros con pitones de bloqueo lateral, ya que ofrecen un ángulo de pasador diferente que hay que superar al forzar.

Bumping

Para hacer saltar un cilindro, el manipulador necesita introducir una llave especialmente cortada para ello en el cilindro, y «golpearla» suavemente en diferentes direcciones utilizando un mazo o un destornillador. Esto hace que los pitones del cilindro «salten» por encima de la línea de corte. En este punto, todos los pasadores se alinean, permitiendo que la parte interior del cilindro gire libremente de la misma manera que si se utilizara la llave genuina.

El uso de perfiles de llave únicos y pitones de bloqueo para detectar llaves ilegales y pitones de cilindro anti-bumping protege en gran medida contra esta forma de manipulación y entrada ilegal.

Taladrado

En comparación con el ganzuado y el bumping, el taladrado es mucho más destructivo y evidente. Una vez que se ha taladrado un cilindro sin protección, a menudo basta con un simple destornillador de punta plana para girar el inserto y abrir el cilindro como una llave normal.

El aumento de los taladros inalámbricos ha facilitado enormemente el taladrado de cilindros debido a la omisión de los cables de alimentación. El uso de materiales más resistentes para fabricar los pitones como el acero endurecido, hará que el cilindro sea más robusto y más difícil de perforar.

Snapping

Los manipuladores de cilindros pueden utilizar una serie de herramientas improvisadas para romper el cilindro.

Una vez que esto ocurre, el rotor queda expuesto y se puede utilizar un destornillador para accionar el cilindro y obtener acceso. El tipo de cilindro más probable que sea objeto de este tipo de manipulación son los cilindros de perfil europeo.

La rotura del cilindro también puede producirse de forma involuntaria, especialmente si está fabricado con materiales endebles. La mejor manera de evitar un escenario como éste es actualizar tanto las llaves como el cilindro con un nuevo sistema conocido coloquialmente como «antisnap». De hecho, se trata de un sistema de resistencia a la rotura para garantizar que el cilindro no pueda ser manipulado ni siquiera en caso de rotura.

Duplicado no autorizado de una llave

Para muchos, las llaves pueden ser algo secundario: Pueden dejarse en los bolsillos, los bolsos o los escritorios, lo que las hace fácilmente accesibles y sencillas de adquirir para usuarios no autorizados. Por eso, un descuido puede acelerar los riesgos de duplicación.

Elegir cilindros protegidos por patentes es una forma de evitar el duplicado de llaves. Las patentes proporcionan protección legal contra las copias ilegítimas de llaves. De este modo, se puede garantizar que las llaves sólo puedan ser duplicadas por organizaciones concretas, como el fabricante y/o socios cuidadosamente seleccionados.

Algunos fabricantes también proporcionan tarjetas de seguridad junto con las llaves. Estas tarjetas deben presentarse en el momento de pedir un duplicado de la llave. Así se garantiza que sólo los que tienen una tarjeta de seguridad están autorizados a solicitar una nueva llave.

La necesidad humana de seguridad

Protegerse del peligro y de los intrusos en un espacio seguro es una de las necesidades más fundamentales, bien documentada por el célebre psicólogo Abraham Maslow. Desde que los antiguos egipcios desarrollaron un sencillo sistema de madera para satisfacer esta necesidad, las llaves y los cilindros sufrieron una espectacular evolución hasta adoptar la forma actual, y no cabe duda de que seguirán evolucionando.

Ningún sistema de acceso por sí solo puede garantizar una vida libre de intrusos. Sin embargo, conocer los riesgos de cada cilindro, así como los métodos de prevención contra los riesgos de manipulación, va a ayudar a las comunidades de todo el mundo a disfrutar de la vida con una preocupación menos.

Equipo Editorial de dormakaba

Equipo Editorial de dormakaba

dormakaba es una de las tres primeras empresas de soluciones de control de acceso y seguridad en el mercado mundial.