Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Flag
Logo, Leisure Activities, Person
Flag

El flujo de pacientes en los hospitales

El flujo de pacientes es el movimiento de personas dentro de un centro sanitario. Una de las partes más cruciales del diseño de un hospital es un flujo de pacientes adecuado garantiza que el hospital pueda proporcionar la atención sanitaria adecuada en el momento oportuno. De esta forma se minimiza cualquier riesgo potencial de transmisión de enfermedades. Especialmente tras la pandemia de COVID-19 la forma en que las personas entran en los hospitales, se mueven por ellos y salen nunca había sido tan vital para la salud pública.

Mediante estrategias como el aumento de la capacidad, la digitalización y la minimización del contacto, cientos de hospitales de todo el mundo han respondido a la rápida evolución de las necesidades sanitarias. Sin embargo, la falta de una gestión eficiente de las multitudes y del flujo de pacientes puede frenar todos estos otros esfuerzos.

La necesidad de un nuevo enfoque en la gestión del flujo de pacientes

La gestión del flujo de pacientes es una disciplina científica que suelen definir los expertos en diseño médico o los arquitectos especializados en instalaciones sanitarias. Los hospitales suelen dividirse en cuatro áreas según sus funciones: Estéril, semilimpia, común y no estéril. Las puertas con esclusas separan unidireccionalmente estas áreas para gestionar el flujo de pacientes, así como el aire.

Los pacientes que acuden a un hospital pueden dividirse a grandes rasgos en dos categorías: Los que padecen una enfermedad aguda que requiere atención inmediata y los que utilizan los servicios sanitarios para gestionar enfermedades crónicas, aunque algunos pueden pertenecer a ambos grupos. Mientras que los pacientes de este último grupo pueden no necesitar atención inmediata, especialmente los que padecen enfermedades crónicas como el cáncer, la diabetes o las cardiopatías suelen ser más vulnerables a las infecciones adquiridas en el hospital. Por ello, para que la gestión del flujo de pacientes tenga éxito es necesario tener en cuenta las distintas necesidades en su diseño.

¿Cómo optimizan las nuevas tecnologías el flujo de pacientes?

«Lograr el flujo de pacientes en todo el hospital y, en última instancia, mejorar los resultados y la experiencia de la atención a los pacientes, requiere una valoración del hospital como un sistema de atención interconectado e interactivo», escriben los autores de un informe publicado por el Institute for Healthcare Improvement. Un flujo óptimo de los pacientes también requiere un fuerte liderazgo y comunicación dentro de los centros sanitarios.

Sin embargo, las soluciones tecnológicas para ayudar a los hospitales a conseguir un flujo óptimo de pacientes es un mercado en constante crecimiento. Estas herramientas tecnológicas ayudan a seguir el movimiento de los pacientes, la información o el flujo de equipos entre organismos.

Los aeropuertos inspiran el flujo de pacientes en los hospitales

En un futuro próximo, cabe esperar que el flujo de pacientes de los hospitales se parezca cada vez más a los aeropuertos, donde el flujo de pasajeros es una parte fundamental de la seguridad.

Al igual que los aeropuertos, los hospitales tendrán que seguir aprovechando los datos para optimizar el flujo de pacientes. Algunas de las tecnologías avanzadas que utilizan los aeropuertos del futuro, como los controles biométricos o las tecnologías de orientación por Bluetooth, ya se están extendiendo a los hospitales.

Una reforma digital de las entradas

Para adaptarse a las continuas necesidades sanitarias, muchos hospitales y sistemas de salud han optado por actualizar sus puertas y sistemas de entrada, así como por digitalizarlos. Por ejemplo, el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS) ha ampliado recientemente las puertas de los hospitales para optimizar el flujo de pacientes.

«Las herramientas digitales ya están disponibles y pueden proporcionar una visión actualizada y en tiempo real de dónde se encuentra cada paciente, junto con su estado de salud», afirma Sir Jonathan Michael, consultor sanitario. «Ahora es el momento de aumentar el impulso en el uso de la tecnología sanitaria».

En muchos casos, las soluciones de acceso inteligente también pueden ayudar a recopilar datos, dividir a los pacientes según sus necesidades, limitar el número de personas acceden y admitir los casos urgentes más ágil.

Las especificaciones y necesidades de cada centro sanitario son únicas. Por ello, optimizar el flujo de pacientes para maximizar los resultados de la atención sanitaria es una decisión compleja.

Sin embargo, en un entorno en el que cada segundo puede salvar vidas, no cabe duda de que el flujo de pacientes es vital.

Artículos relacionados

Como algunas partes del mundo están empezando a recuperarse de la pandemia y esbozando nuevas hojas de ruta, los gerentes....