Categorías: Tecnología

Viajes sin contacto: Así es como será el viaje en avión después del COVID-19

Human, Person, Airport

La pandemia de coronavirus ha cambiado el mundo tal y como lo conocemos, tanto a corto como a largo plazo. Debido a que miles de millones de personas se quedaron en casa para aplanar la curva, pocas industrias se han visto afectadas por el COVID-19 como la aviación y el transporte aéreo. Entre finales de marzo y abril de 2020, más de 20 grandes aerolíneas suspendieron sus operaciones en un 100%. Aunque algunas de ellas están volviendo a reanudar sus actividades por medio de vuelos nacionales de menor frecuencia, ¿volverá a ser lo mismo el transporte aéreo después del COVID-19?

«La automatización y las mejoras tecnológicas en el transporte aéreo están a punto de mejorar la experiencia de volar mucho después del último caso de COVID-19 en la tierra».

Haz clic para tuitear

Según innumerables expertos en aviación de todo el mundo, el COVID-19 está impulsando algunos cambios irreversibles en el transporte aéreo. Los dos más importantes son el aumento de los viajes sin contacto y la digitalización.

Estas transformaciones ya se han estado programando desde hace mucho tiempo. Pero la pandemia está acelerando el proceso natural de la evolución tecnológica en el transporte aéreo.

Viajes sin contacto para prevenir riesgos

Desde el abandono de los apretones de manos hasta el aumento del teletrabajo, el COVID-19 cambió por sí solo todas las actitudes referentes al contacto físico. El virus puede viajar y propagarse desde la superficie, en el caso de volar, por lo tanto, todas las etapas de los viajes aéreos deben minimizar cualquier contacto físico, incluso con protocolos de higiene estrictos.

El proceso de reducción del contacto en los viajes aéreos es complejo y requiere muchos pasos diferentes y mejoras en los aeropuertos y aviones, desde los patios de comidas hasta las puertas. Algunos de los más significativos incluyen el acceso sin contacto.

Sirviéndose de tecnologías de reconocimiento facial y biométricas, las puertas de autoembarque reducirán no sólo el contacto sino también los controles de seguridad y las colas de inmigración. Aunque los aeropuertos del futuro, como Singapur y Las Vegas, han implementado estas tecnologías desde hace mucho tiempo, el acceso sin contacto será probablemente una mundanidad en los viajes aéreos después del COVID-19.

La automatización y el autoservicio dominarán los viajes aéreos después del COVID-19

Millones de pasajeros escanearán sus documentos, proporcionarán sus datos biométricos y se dirigirán a las puertas de embarque para disfrutar de sus vuelos.

Para reforzar las medidas de protección y evitar el contacto, se está produciendo un drástico aumento de la digitalización en los viajes aéreos. Mientras que muchas organizaciones y gobiernos ya se han esforzado por digitalizar y automatizar la industria de los viajes, el transporte aéreo después del COVID-19 será aún más tecnológico.

Según Alex Dichter, socio principal de McKinsey & Company, los datos y el seguimiento serán la clave para volver a los cielos y garantizar la seguridad y la calidad de los servicios.

«Las aerolíneas aprovecharán esta oportunidad para acelerar el autoservicio. Esta es una tendencia que ha estado en vigor durante algún tiempo, pero las aerolíneas probablemente fueron más lentas en la ampliación de estas tecnologías de lo que muchos clientes quisieran«

Alex Dichter, socio principal de McKinsey & Company

De las nubes a las nubes: El ascenso del viajero digital

Si bien el cielo es el límite para las aplicaciones de la automatización y las tecnologías digitales en los viajes aéreos, después del COVID-19, algunas de ellas podrán incluir pasaportes sanitarios digitales y software de rastreo de contactos, además de las tecnologías de viajes sin contacto impulsadas por la biometría.

El Foro Económico Mundial ya está trabajando en una «Identidad Digital del Viajero Conocido», que describen como una «iniciativa que reúne a un consorcio mundial de personas, gobiernos, autoridades y a la industria de los viajes para facilitar los viajes seguros y sin contratiempos». De esta manera, tras consentir en compartir sus datos sanitarios, los viajeros permitirán a las autoridades realizar una evaluación de los riesgos y por lo tanto contribuir a la salud pública mundial.

Aun así, la automatización y las mejoras tecnológicas en el transporte aéreo están a punto de mejorar la experiencia de volar, mucho después de que no queden casos de COVID-19.

Jerome Lavault

Jerome Lavault

Jerome se incorporó a dormakaba como Vicepresidente de la Unidad de Negocios de Aeropuertos a principios de 2019, después de 15 años trabajando en la industria aeroportuaria y de las aerolíneas. Jerome tiene una valiosa experiencia y conocimientos en los procesos relacionados con la gestión de los pasajeros (facturación, controles de seguridad, acceso de seguridad, embarque), SaaS, sistema de manejo de equipaje (BHS), soluciones de TI como CUPPS, quioscos de autoservicio y entrega de equipaje.