Categorías: Seguridad

«Checklist» de invierno imprescindible para ventanas y puertas automáticas

checklist de invierno

La antigua práctica china del Feng Shui considera que puertas y ventanas son la parte más crucial de un edificio. De acuerdo con esta filosofía, la energía vital del Qi entra en los edificios a través de estos, promoviendo la paz y la armonía.

El invierno está llegando al hemisferio norte, con millones de personas celebrando las festividades de esa temporada. Sin embargo, no es sólo la energía que promueve el bienestar la que puede entrar por las puertas y ventanas: Sin el aislamiento y las medidas adecuadas, el aire amargamente frío del invierno podría ser el invitado no deseado de las fiestas en esta época, aumentando las facturas de los servicios públicos y causando malestar a los residentes.

Además, especialmente en días húmedos, las puertas pueden ser un peligro para la seguridad de los residentes debido al riesgo de resbalarse y/o caerse. Aunque la proliferación de puertas y ventanas automáticas ya reduce algunos de estos problemas, la siguiente «checklist» de invierno de ventanas y puertas automáticas puede garantizar una temporada invernal acogedora y segura, reduciendo la huella ecológica con mayor satisfacción.

Optimiza las funciones eléctricas y digitales

Las ventanas y puertas automáticas aumentan la seguridad y la eficiencia energética de los edificios. Sin embargo, estos sistemas comprenden partes interdependientes que requieren un mantenimiento y tratamiento regular para seguir funcionando sin problemas durante el invierno.

Las cerraduras y los mandos a distancia deben estar libres de cualquier corrosión o daño para trabajar sincronizados y sin esfuerzo. Asimismo, las cerraduras y puertas operadoras se cierran de forma hermética y equilibrada, sin ningún hueco para evitar posibles fugas de aire.

En caso de que alguna de estas partes haga un ruido fuerte o molesto, es un signo de mal funcionamiento, lo que requiere un equipo de mantenimiento profesional que supervise el asunto.

Realiza controles de seguridad regulares

Si bien la seguridad es siempre de suma importancia, los húmedos meses de invierno requieren precauciones aún más minuciosas. Para asegurar esto, los administradores de los edificios necesitan hacer un chequeo de seguridad de las puertas al menos una vez a la semana – o después de cualquier pérdida de electricidad.

El área del umbral tiene que estar limpia y sin partes sueltas para minimizar el riesgo de tropezar o caer. Las pegatinas de seguridad con los textos de aviso apropiados, como «puerta automática» o «manténgase alejado» deben estar presentes y ser visibles.

Para una comprobación de seguridad rutinaria, después de consultar el manual del usuario de sus puertas, los administradores del edificio pueden empezar a caminar hacia la puerta a un ritmo regular. Una puerta funcional se abriría antes de llegar al umbral. En el caso de las puertas correderas, deben permanecer inmóviles en el umbral durante al menos 10 segundos. Mientras lo hacen, una puerta que funcione correctamente no se cerraría, pero si comienza a hacerlo, deben apartarse inmediatamente del camino. Una puerta óptima debería permanecer abierta durante al menos 1,5 segundos y se cerraría lenta y suavemente. Además, cualquier calentador de techo debe ser limpiado y mantenido regularmente.

Si la puerta automática se utiliza para el tráfico de doble sentido, ambos lados de la puerta necesitan los mismos controles.

Conservar el tipo correcto de energía en invierno

En caso de cualquier irregularidad con las puertas y ventanas automáticas, es necesario llamar a los servicios profesionales para resolver estos problemas. Sin embargo, con algunas precauciones sencillas, las ventanas y puertas automáticas equipadas con tecnologías de construcción de vanguardia añaden mucho valor a las propiedades. Cuando los días son más cortos y el sol es más débil, los edificios eficientes protegen las vidas en su interior contra las inclemencias del tiempo.

Equipo Editorial de dormakaba

Equipo Editorial de dormakaba

dormakaba es una de las tres primeras empresas de soluciones de control de acceso y seguridad en el mercado mundial.