Categorías: Urbanismo

Cómo las «ciudades esponja» pueden mitigar los riesgos del cambio climático

Ciudades esponja

Las ciudades dieron origen a la civilización tal y como la conocemos, según muchos historiadores y arqueólogos. Desde que surgieron las primeras ciudades en Mesopotamia hace miles de años, el crecimiento de la urbanización mundial ha sido imparable. En 2050, más de dos tercios de la población mundial residirán en ciudades, un cambio respecto al 55% actual.

Sin embargo, las ciudades que tanto han contribuido a la humanidad se enfrentan ahora a una crisis sin precedentes. Desde las sequías de Ciudad del Cabo hasta el lento hundimiento de Yakarta, el cambio climático ya está teniendo un duro impacto en las ciudades.

Como la población urbana de todo el mundo se está disparando, las ciudades también tienen la mayor parte de la responsabilidad con el cambio climático, y están surgiendo soluciones.

El concepto de «ciudad esponja» es una de las nuevas formas en que los investigadores e innovadores urbanos están respondiendo a la crisis climática que podría afectar a miles de millones de habitantes de las ciudades.

¿Qué es una «ciudad esponja»?

Un gran riesgo que introduce el cambio climático en los centros urbanos son las inundaciones debidas a fenómenos meteorológicos impredecibles y extremos. Por ello, las ciudades esponja son ecosistemas urbanos diseñados para aprovechar las inundaciones, en lugar de dejar que destruyan los medios de vida. Estas ciudades aprovechan los elementos de diseño urbano biofílico, como los tejados verdes, los espacios verdes abiertos y las vías fluviales interconectadas que pueden retener y filtrar el agua de forma natural.

El profesor Kongjian Yu, urbanista ecológico chino conocido como el «arquitecto de las ciudades esponja», cree que mientras se controlen las inundaciones, no son el enemigo.

«Lo que hemos hecho ha sido completamente erróneo», dice, refiriéndose a cómo las ciudades modernas tienden a utilizar vías de agua de hormigón para canalizar las inundaciones hacia lagos o mares.

«Lo que deberíamos hacer es recuperar la sabiduría antigua», añade el profesor Kongjian Yu.

¿Qué ventajas tienen?

A través de las ciudades esponja, el profesor Kongjian Yu aconseja que los diseñadores urbanos trabajen con la naturaleza y no contra ella. Por eso, aunque no hay una fórmula única para crearlas, las ciudades esponja son complejas redes verdes que pretenden utilizar el 70% del agua de las inundaciones.

La absorción y la reutilización del agua de las inundaciones no sólo ayuda a las ciudades a evitar las nefastas consecuencias de las mismas, sino que también aporta muchos otros beneficios. Las ciudades esponja generan más agua limpia para los residentes, ya que la infraestructura verde filtra el agua de forma natural.

Estos sistemas también minimizan la carga de las redes de drenaje y agua de la ciudad, al tiempo que reducen el riesgo de futuras inundaciones. Mientras tanto, las zonas urbanas más verdes siguen mejorando la calidad de vida.

Una ciudad esponja sigue la filosofía de innovación: una ciudad puede resolver los problemas del agua en lugar de crearlos. A largo plazo, las ciudades esponja reducirán las emisiones de carbono y ayudarán a combatir el cambio climático.

Qiu Baoxing, presidente de la Sociedad China de Estudios Urbanos y de la Sociedad de Planificación Urbana de China

En el futuro, las ciudades esponja reducen también los riesgos derivados de la subida del nivel del mar.

Si quieres saber más sobre las últimas tendencias en arquitectura:

Ciudades esponja, futuros resistentes

641 de las 654 grandes ciudades chinas sufren inundaciones urbanas. En 2012, una devastadora inundación en Pekín fue una llamada de atención. La potencia de Asia Oriental es ahora pionera en el establecimiento de ciudades esponja en sus centros urbanos. Actualmente hay 16 ciudades esponja piloto, con planes de ampliar el número a 30 para 2030.

Como China no es el único país del mundo vulnerable a las inundaciones urbanas, las ciudades esponja están apareciendo también en otros lugares. Estados Unidos, Rusia e India son algunos de los países que están invirtiendo en ciudades esponja como solución al cambio climático urbano.

Esta innovación en infraestructuras verdes que se está extendiendo por todo el mundo está haciendo que las ciudades sean más resistentes al realinearlas con el ritmo propio de la naturaleza.

«Las inundaciones no son enemigas», añade el profesor Kongjian Yu. «Podemos hacernos amigos de las inundaciones. Podemos hacernos amigos del agua».

Vicky Grossenbraeucker

Vicky Grossenbraeucker

Vicky es especialista de marca en dormakaba. Su misión es dar vida a la estrategia de marca, desde el interior hasta el exterior. Gestiona una red internacional de embajadores de marca internos.