Categorías: Tecnología

Cómo enseñar a tu viejo edificio a ser inteligente

Cottage, Housing, House

Los edificios de hoy no sólo son inteligentes, sino que parece que están vivos. Los sistemas de iluminación inteligentes encienden y apagan las luces en los momentos óptimos, mientras que los sistemas inteligentes de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) se ajustan a lo largo del día para maximizar la eficiencia energética. Los edificios que durante mucho tiempo midieron la temperatura ahora también miden la humedad y el CO2, adecuando de forma continua y precisa las habitaciones para lograr la máxima comodidad de los ocupantes y reducir el impacto medioambiental. Los datos biométricos almacenados previenen los fallos de seguridad y aumentan la velocidad con la que las personas pueden desplazarse a través de los edificios.

Con todos esos beneficios, está muy claro por qué todo el mundo -arrendatarios, propietarios, trabajadores- quiere que sus edificios sean inteligentes. Es un sentimiento que se refleja en el mercado: para 2026, el mercado mundial de sistemas de automatización de edificios inteligentes superará los 154.000 millones de dólares, un salto del 11,5% desde 2017.

Retroalimentación: Renovación de edificios antiguos

Es seguro asumir que este mercado se centra predominantemente en los nuevos edificios: más del 80 por ciento de las nuevas construcciones involucra al menos una faceta de IOT o tecnología de construcción inteligente. Sin embargo, aquí no incluimos a millones de edificios alrededor del mundo que ya existen. De hecho, sólo el 5 por ciento de ellos cuentan con la infraestructura para convertirse en inteligentes, por lo que en ocasiones las personas que viven, trabajan o son dueños de ellos lo tienen más difícil para poder actualizarlos.

Aun así, esta es una industria en crecimiento que ayuda a que los edificios sin la infraestructura existente se vuelvan más inteligentes. Sólo en 2018, se gastaron más de 500 millones de dólares para modernizar viejos hoteles con tecnología inteligente y otros 2.200 millones para actualizar antiguas habitaciones de huéspedes. Más de 1000 millones de dispositivos y sensores de IOT fueron instalados en edificios comerciales a finales de 2018. Además, un número creciente de empresas emergentes prometen que cualquier edificio, sin importar su edad, ubicación o construcción, puede convertirse en un edificio inteligente.

Transformando edificios tradicionales en inteligentes

Incluso si los edificios no tienen la infraestructura para ser completamente digitales, nuevas soluciones para modernizar los edificios siguen apareciendo. Desde el aumento de la seguridad hasta el ahorro de energía, estas innovaciones ayudan a los administradores de los edificios a sacar el máximo provecho de lo que tienen. Aprovechando las tecnologías de acceso móvil, las empresas no tienen que sustituir las cerraduras, puertas y sistemas de seguridad de todo un edificio para ser inteligentes. En lugar de los engorrosos cordones o llaveros, los empleados pueden simplemente usar su smartphone para entrar y salir del edificio.

Asimismo, la empresa australiana Cognian desarrolló Synchromesh, una marquesina inalámbrica de bajo costo que permite el control de la iluminación sin el proceso largo y difícil de reemplazar el cableado existente. Si bien muchos propietarios de edificios quieren reducir su consumo de energía, utilizar mejor el espacio y disminuir su huella de carbono, a menudo se sienten atados por un edificio envejecido con una infraestructura chirriante o por el temor de interrumpir a los inquilinos con una construcción perturbadora.

Futuros más brillantes con edificios más inteligentes

Particularmente cuando se trata de alcanzar objetivos ambientales ambiciosos, la rehabilitación de edificios antiguos es crucial. Los edificios son responsables del 40 por ciento del consumo de energía en la Unión Europea y del 36 por ciento de las emisiones de CO2. Para ayudar a los propietarios de los edificios a conseguirlo, el proyecto NEWBEE (Novel Business model generator for Energy Efficiency in construction and retrofitting), financiado por la UE, incluye una plataforma en la que los propietarios de los edificios pueden acceder a toda la información disponible sobre las tecnologías de retroadaptación ecológica y las nuevas empresas que las venden. NEWBEE incluye una herramienta de evaluación que permite a los propietarios de edificios encontrar el precio más bajo y la mejor adecuación tecnológica para sus necesidades empresariales individuales.

Ya sea combatiendo las amenazas a la seguridad, asegurando la habitabilidad del planeta para las generaciones futuras, o simplemente haciendo un edificio más confortable, la tecnología inteligente será la herramienta que nos lleve allí. Mientras que su integración con las nuevas construcciones es inevitable, la nueva tecnología para ayudar a modernizar las viejas será crítica para asegurar que ninguna persona, o edificio, se quede atrás cuando el mundo entre en un futuro más brillante e inteligente.

Equipo Editorial de dormakaba

Equipo Editorial de dormakaba

dormakaba es una de las tres primeras empresas de soluciones de control de acceso y seguridad en el mercado mundial.