Categorías: Tecnología

Reconocimiento facial: Viajar por el mundo en los tiempos del acceso inteligente

Human, Person, Crowd

Los viajes masivos en avión han aumentado constantemente desde principios del año 2000. Con este crecimiento surge la necesidad de sistemas de control de acceso fiables e inteligentes para que el viaje en avión sea más fluido, seguro y eficiente para los pasajeros, que hacen largas colas en los mostradores de facturación, controles de seguridad y puertas de embarque. La identificación biométrica y el reconocimiento facial ofrecen soluciones para conseguir estos beneficios. Los datos recogidos de los viajeros permiten a las líneas aéreas conceder con mayor precisión el acceso mediante tornos, mientras que los sistemas digitales de gestión de instalaciones pueden ayudar a los principales centros de aviación (hubs) a agilizar sus atareadas operaciones.

Estas son consideraciones vitales para hubs como el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson en Atlanta, que durante 21 años consecutivos ha ganado el título de «Aeropuerto más ocupado del mundo», según el grupo comercial Airports Council International. El aeropuerto tuvo 107,4 millones de pasajeros en 2018. El control de acceso inteligente puede permitir a los pasajeros entrar en los puntos de control de una manera más eficiente y fiable, invirtiendo menos tiempo en atravesar las medidas de seguridad.

El acceso inteligente en los aeropuertos puede hacer frente a muchos problemas comerciales y operativos, como la falta de capacidad, la reducción de los ingresos, el aumento de la competencia y una infraestructura de tecnología de la información anticuada y poco fiable, al tiempo que aumenta la satisfacción de los pasajeros.

La biometría refuerza la plataforma de identificación

El uso de datos biométricos es cada vez más común, lo que permite a los aeropuertos acelerar los procedimientos de embarque, reducir el personal de seguridad y garantizar la rápida identificación de las personas no autorizadas.

La empresa de tecnología Toshiba está estableciendo un punto de referencia internacional en este campo con su software de reconocimiento facial. Debido a que el software se combina fácilmente con otros sistemas, dormakaba se ha asociado con el desarrollador ruso RecFaces para crear una plataforma de identificación biométrica integrada, basada en el algoritmo de reconocimiento facial de Toshiba.

El sistema combinado incorpora el gestor de accesos dormakaba, una potente unidad de control que puede realizar todas las tareas necesarias para controlar y vigilar las puertas y cerraduras. Esta herramienta puede tomar decisiones de control de acceso de forma centralizada o local y cuenta con funciones estándar potentes y flexibles para la seguridad de la gestión de alarmas y puertas.

Esta solución está disponible para verticales, incluyendo centros de negocios, bancos e industrias. Las características más avanzadas de la solución harán que un pasajero que suba a un avión sólo tenga que presentar una tarjeta de embarque o alguna otra forma de verificación para acceder. A continuación, el gestor de acceso 92 00 envía esta solicitud al sistema de reconocimiento facial, que automáticamente activa una cámara. La cámara toma instantáneamente una foto y la traduce a un modelo facial biométrico. Estos datos se transmiten a la nube o a una base de datos local del sistema de reconocimiento facial para validar la solicitud. Si los datos biométricos coinciden con la información de la tarjeta de embarque, el torno permite el paso al pasajero y se cierra al entrar.

La gestión inteligente de instalaciones en acción

Las soluciones digitales no sólo aumentan la seguridad, sino que también pueden racionalizar las operaciones y los procesos de gestión de las instalaciones.

Un ejemplo de esta aplicación es el del Aeropuerto Internacional de Oslo, que recientemente amplió su terminal para aumentar su capacidad de 17 a 32 millones de pasajeros al año. Durante su reconstrucción, el aeropuerto implantó una nueva base de datos para el seguimiento de los activos en la gestión de las instalaciones.

El módulo de la Base de Datos de Información Técnica (TIDA) – originalmente desarrollado por dRofus, un antiguo proveedor noruego de software para la industria de la construcción – sirve como plataforma central para el seguimiento del equipo y los activos del aeropuerto.

El sistema asigna un número de identificación único a cada activo para marcar físicamente todos los sistemas técnicos del aeropuerto y cada equipo, y luego almacena esos registros en una base de datos.

Este número funciona como una clave para un seguimiento fiable y asegura una conexión entre los sistemas de datos y la colocación del equipo en toda la instalación. El sistema de rastreo unifica todas las actividades de mantenimiento del aeropuerto, los mensajes de mal funcionamiento y las operaciones normales en una plataforma.

El sistema registra cada artículo con detalles sobre todas las características relevantes del producto, permitiendo a cualquiera que tenga acceso a la base de datos reordenar fácilmente las piezas de repuesto o supervisar los intervalos de mantenimiento. En virtud de un acuerdo de servicio existente, dormakaba ayudó a definir todas las características pertinentes del producto en la base de datos.

Si bien es poco probable que el número de personas que vuelan disminuya, aprovechar la última tecnología de control de acceso inteligente puede mejorar drásticamente esta experiencia. Gracias a las últimas tecnologías de construcción -y como parte de la tendencia a hacer las ciudades más inteligentes – los aeropuertos pueden crear experiencias de viaje más seguras y cómodas para los pasajeros, al tiempo que facilitan y hacen más eficiente el trabajo de los empleados del aeropuerto.

Equipo Editorial de dormakaba

Equipo Editorial de dormakaba

dormakaba es una de las tres primeras empresas de soluciones de control de acceso y seguridad en el mercado mundial.