Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Flag
Logo, Leisure Activities, Person
Flag

Tesoros entre la basura: 4 fachadas con materiales reciclados

Fachada con materiales reciclados

En las últimas décadas, la sostenibilidad se ha convertido en uno de los pilares que marca el futuro en muchos sectores, y la arquitectura no es una excepción. Cada vez más estudios y profesionales de la arquitectura aspiran a que sus edificios sean lo más ecológicos posible. Para ello, no solo utilizan nuevas tecnologías digitales y nuevos materiales, sino que también recurren a su propia creatividad. Una de las formas más populares de conseguirlo es utilizar materiales reciclados en arquitectura.

La mayoría de los materiales utilizados en la construcción moderna son altamente reciclables. Por ejemplo, gracias a la creciente concienciación sobre los problemas medioambientales, el 98% del acero estructural evita los vertederos en Europa. Sin embargo, nuestro entorno cotidiano presenta muchas más oportunidades para incorporar el reciclaje a los proyectos de construcción.

Dependiendo de la forma y la función de un edificio, los materiales reciclados también pueden ayudar a los arquitectos a expresar su visión artística. Y no hay nada como una fachada hecha de materiales reciclados para ayudar a los arquitectos a conseguir exactamente eso.

A medida que la sostenibilidad y el reciclaje se establecen como normas no escritas para arquitectos y trabajadores de la construcción, las cuatro fachadas siguientes nos recuerdan que ha llegado una forma diferente de pensar sobre nuestro entorno.

Sillas de plástico reciclado: Galería del Mueble, República Checa

Gracias a la creativa disposición de 900 sillas de plástico negro, una antigua sala de exposición de coches de Brno (República Checa) de una sola planta y aspecto sencillo, es ahora una memorable galería de muebles. Mientras trabajaba en ella, el estudio de arquitectura CHYBIK + KRISTOF siguió el lema: «Hazlo barato, idealmente gratis».

«Cuando presentamos la piel de silla por primera vez, el cliente temía costes adicionales. Pero en comparación con los sistemas de fachada tradicionales, el precio de la fachada fue mucho menor», declaró el arquitecto Ondrej Chybik al periódico americano The Architect’s .

Botes de helado reciclados: Biblioteca Bima, Indonesia

En Bandung (Indonesia) hay una pequeña biblioteca con una fachada de 2.000 cubos de helado de plástico. Cuando los arquitectos de SHAU exploraban las posibilidades de diseño de la fachada, se dieron cuenta de que los cubos podían interpretarse como ceros y unos, según estuvieran cerrados o abiertos, lo que daba a los arquitectos la oportunidad de incluir un mensaje en forma de código binario.

Hoy, el mensaje «Buku adalah jendela dunia» (traducido del indonesio al español como «Los libros son las ventanas al mundo») está inscrito en esta fachada a través de los cubos de helado, que también actúan como agradables bombillas de luz natural.

Contenedores de barco reciclados: Carroll House, EE.UU.

Este destacado edificio, que representa la creciente tendencia de reciclar contenedores marítimos con fines arquitectónicos, es una residencia unifamiliar construida con 21 contenedores y que es bautizada como «Carroll House». Se encuentra junto a viviendas más tradicionales en Brooklyn, Nueva York.

La forma en la que el estudio de arquitectura LOT-EK apila y corta en diagonal estos contenedores genera una unidad monolítica, que ofrece mucha intimidad a la familia en el bullicioso barrio de Williamsburg. La misma técnica también proporciona un amplio espacio exterior, así como un garaje.

Contraventanas recicladas: Vegan House, Vietnam

El propietario de esta peculiar casa de tres plantas en la ciudad de Ho Chi Minh, era un destacado ejecutivo del sector turístico, que a menudo recibía de sus amigos piezas de decoración y muebles viejos. Cuando este ejecutivo se puso en contacto con el estudio vietnamita Block Architects para renovar este lugar y convertirlo en un centro cultural con un presupuesto limitado, le resultaron especialmente útiles las ventanas recicladas.

El resultado fue un espacio úncio, conocido hoy en día como la Casa Vegana. Su fachada y algunas paredes interiores están hechas sólo de contraventanas reutilizadas, un elemento arquitectónico muy común en el sudeste asiático gracias a la ventilación natural que proporcionan. Pintadas con colores llamativos, estas contraventanas dieron a la Vegan House una identidad contemporánea propia, al tiempo que protegían los valores tradicionales.

Related articles